El DOG licita las obras para convertir la Tabacalera en la Audiencia Provincial

patrimonio autoriza la transformación del edificio de la fábrica de tabacos en sede judicial

patrimonio autoriza la transformación del edificio de la fábrica de tabacos en sede judicial

La reforma de la Fábrica de Tabacos superó ayer otro trámite. El Diario Oficial de Galicia (DOG) anunció ayer la licitación de las obras de rehabilitación del edificio de A Palloza y su transformación en la nueva sede judicial de la ciudad.
La Xunta será la encargada de financiar los trabajos con 20 millones de euros. Según el anuncio del DOG, se trata de un procedimiento abierto y con tramitación ordinaria. Los interesados podrán presentar sus propuestas hasta el 23 de agosto, a las 14.00 horas, en la oficina de registro único e información del complejo administrativo de San Caetano, en Santiago.
La publicación en el DOG se produce después de que el 27 de junio el Consello de la Xunta diese el visto bueno al proyecto de licitación, y el pasado miércoles 17, el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, y el alcalde, Carlos Negreira, firmasen en el palacio municipal el convenio para la cesión indefinida del edificio al Gobierno gallego por parte del Ayuntamiento.
El objetivo de la Administración autonómica es que los trabajos empiecen a finales de este año, y que las nuevas dependencias judiciales puedan estar operativas en 2016, dos años más tarde lo previsto inicialmente. Según el Gobierno gallego, la recuperación de este inmueble para uso judicial supondrá “un importante aforro ás arcas públicas”, ya que, una vez esté en funcionamiento, dejarán de pagar 400.000 euros al año en alquileres.
Además, la Xunta recuerda que la recuperación de este edificio protegido permitirá “solucionar os actuais problemas de espazo que teñen as unidades xudiciais da cidade”, con un incremento de la superficie judicial del 70%.

características
El único edificio que queda en pie de la antigua Fábrica de Tabacos albergará la sede de la Audiencia Provincial, la Fiscalía, y los juzgados de Menores y Vigilancia Penitenciaria. Habrá además espacios con servicios y locales comunes.
En total se recuperarán cerca de 15.000 metros cuadrados. Quedarán libres otros 3.000 metros cuadrados para uso del Ayuntamiento, aunque por el momento el gobierno local no ha decidido su utilidad.
Los trabajos cuentan con el visto bueno de la dirección xeral del Patrimonio, ya que la fachada del inmueble está considerada Bien de Interés Cultural.
Durante los trabajos previos para la redacción del proyecto de rehabilitación se localizó en un patio interior restos de la antigua grada del astillero de los Correos Marítimos, que se incorporaron al diseño final del edificio.
Con la reforma de la Tabacalera se pondrá fin a más de 12 años de abandono del edificio, después de que Altadis pusiese fin a la historia de la Fábrica de Tabacos en 2011. Pese a que se proyectaron varias reformas para el edificio, en el pleno de julio del año pasado se acordó la cesión del inmueble a la Xunta de forma indefinida para poder transformarlo en sede judicial.

Los bares, cafeterías y cervecerías podrán usar música de ambiente

scale La actual ordenanza la prohibía en los locales hosteleros del grupo II.

Los locales de hostelería del grupo II podrán tener música ambiental. En ese epígrafe se incluyen bares, cafeterías, bodegones, mesones, parrilladas, jamonerías y restaurantes. Según la ordenanza municipal reguladora de la emisión y recepción de ruidos y vibraciones que actualmente los rige, no pueden recurrir a los equipos musicales para amenizar a su clientela. En caso de hacerlo, el Ayuntamiento los puede sancionar.
«No se permitirá la instalación de aparatos de reproducción de música, ni video-musicales», reza el texto normativo apelando a que este tipo de locales «tienen por finalidad fundamental la reunión de personas para charlar, tomar una consumición o comer». Sin embargo, en la práctica, muchos locales empleaban la música igual con total normalidad, exponiéndose a la posibilidad de ser sancionados. Eso se produce de manera cíclica, con inspecciones del 092.
Ahora el gobierno local pretende acabar con esta situación de inseguridad jurídica. De hecho, fuentes del Ayuntamiento recuerdan que se trata de uno de los compromisos adquiridos al tomar el poder y que llevan trabajando en ello desde entonces. Sin embargo, antes de poder redactar el texto normativo había que cumplir con unos pasos previos.
En primer lugar había que aprobar el mapa de ruidos de la ciudad, con la intención de catalogar las diferentes áreas. Se hizo a finales del 2012. Luego, también era necesaria la terminación del PGOM para adaptar la normativa a este. Una vez finalizadas estas etapas, el equipo técnico del área de Medio Ambiente empezó su trabajo de redacción del borrador inicial.
El texto será presentado en los próximos días a los hosteleros y vecinos para que aporten su opinión al respecto. El Ayuntamiento recogerá estas opiniones, que podrán influir en la redacción final de la ordenanza. En él se pretenderá adaptar la legislación estatal en esta materia que, desde el gobierno local, se considera totalmente obsoleta.

De todos modos el uso de la música se hará conforme a unos parámetros y condiciones de emisión. Aún por determinar, en todo caso se tendrá que garantizar por completo que el ruido no salga al exterior. Además, no se podrá poner música en las terrazas.

¿Cómo me beneficio del Plan PIVE III? Desde hoy en los concesionarios

◾Hay que entregar un turismo de más de diez años o un comercial ligero de siete.
◾No todos los modelos de las marcas están incluidos.

Desde hoy, quien esté interesado en renovar su vehículo puede acogerse a las subvenciones del tercer Plan PIVE, de 1.000 euros por parte del Estado y otros 1.000 que proporcionan los concesionarios.

¿Qué coches puedo comprar con el Plan PIVE?
No todos los modelos de las marcas se pueden acoger a los descuentos oficiales, solo los que cumplan ciertos requisitos de eficiencia energética. En concreto, los turismos (M1) y comerciales ligeros (de hasta 3,5 toneladas) que el Instituto para la diversificación y ahorro de energía (IDAE) tenga clasificados como de clase A o B. Éste organismo tiene en su web el catálogo para buscar los coches que pueden beneficiarse de los descuentos y los concesionarios adheridos. Por la naturaleza del plan, son vehículos de bajo consumo y reducidas emisiones contaminantes, con un precio máximo de 25.000 euros salvo para aquellos de más de cinco plazas y vendidos a clientes particulares con familia numerosa. Sí se incluyen eléctricos, a los que se les pueden añadir las ayudas específicas para este segmento, de hasta 5.500 euros en el caso de los turismos. También híbridos, híbridos enchufables, eléctricos de autonomía extendida y aquellos que utilicen Gas licuado del petróleo (GLP) o Gas Natural Licuado.
¿Cumplo los requisitos?
Toda persona física que entregue un turismo a su nombre de más de diez años o un comercial ligero de más de siete y adquiera alguno de los incluidos en el listado del IDEA cumple los requisitos. También los autónomos dados de alta en el Impuesto de Actividades Económicas, las microempresas de menos de 10 personas y un volumen de negocio inferior a dos millones anuales, y Pymes de menos de 250 personas y un volumen de negocio que no supere los 50 millones. Todos ellos deberán estar al día en los pagos a Hacienda y a la Seguridad Social.
¿Qué descuento me tienen que hacer?
La ayuda básica es de 1.000 euros que aporta el Estado para turismos y comerciales ligeros, mas otro mínimo de 1.000 euros que descuenta el concesionario. En lo que va de año, la promoción media de los concesionarios se ha situado en 4.000 euros, aunque el dato también incluye los modelos que no están en el PIVE III.
Pero en el caso de familias numerosas que adquieran un coche de más de cinco plazas, las ayudas totales serán de un mínimo de 3.000 euros: 1.500 del Estado y al menos 1.500 del punto de venta. En estos casos, el coche no podrá tener un precio superior a 30.000 euros.
¿Cuál es el trámite?
Los concesionarios se encargan de tramitar la reserva de las ayudas con el IDAE a través de un programa informático creado al efecto, y también se encargan de dar de baja el vehículo usado que se entrega, y que es una condición imprescindible. En definitiva, el cliente solo tiene que aportar el DNI, permiso de circulación, el último recibo del pago del IAE en el caso de los autónomos, y la ficha técnica del vehículo que se achatarra. Las familias numerosas deben presentar la fotocopia del documento que acredita esta condición. Cada operación solo puede incluir un vehículo y un beneficiario.
Excluidos
Como ya sucediera en los anteriores planes, el gobierno ha excluido los vehículos usados de menos de un año, como pedían diversas patronales del sector, y tampoco a las motocicletas, cuyas ventas en el primer semestre del año han caído un 12%. Tampoco se incluyeron a éstas en el programa de ayudas para vehículos eléctricos que el Gobierno aprobó en abril.

COMUNICADO: Un nuevo portal para hacer las llaves de coche sin pasar por el concesionario

¿A quién no le ha pasado que se queda tirado porque ha perdido la llave de su vehículo, o que es la última que nos queda y vamos al concesionario y nos pasan un precio que casi nos morimos del susto? Ahora existe una plataforma de profesionales que se han unido en la web http://www.copiadellaves.com/ y que cuenta con más de 200 profesionales de la copia de la llave de casa y de coche con los que se puede contactar y pedir precio sin compromiso. La tecnología ha evolucionado mucho y hoy permite que la mayoría de las tiendas hagan copias de coche con o sin chip a un precio muy inferior al del concesionario oficial.

A partir del año que viene la “etiqueta del pescado” detallará el arte de captura y la fecha de caducidad (Incluir el origen y el día en que fue capturado será voluntario)

Marcador_pescaderia_MAL12Aclarar el origen y la procedencia del pescado salvaje será voluntario. Especificar el arte de pesca con el que la especie fue capturada y la fecha de caducidad mínima, sin embargo, tendrá que figurar con carácter obligatorio en la etiqueta que acompañe al producto.
A partir del año que viene, la información que se ofrezca al consumidor final, sea en la etiqueta formal, sea en tablillas o carteles en la venta al por menor en grandes cadenas y pescaderías, deberá contener imperativamente las siguientes cuestiones:
De qué pescado se trata. Y para eso habrá que detallar tanto el apodo, por así decirlo -el nombre como se conoce comúnmente la especie-, como el nombre oficial. El nombre comercial de la especie deberá figurar en la lengua o lenguas oficiales del Estado miembro y se aceptará cualquier apelativo aceptado a nivel local o regional. En el caso del nombre científico, habrá que acudir al listado de la base de datos de la FAO.
Método de producción. Para detallar este aspecto habrá que recurrir a las palabras «capturado», si procede de la pesca extractiva, «capturado en agua dulce», si se trata de actividad en río, estero o laguna; o «de cría», si se trata de un ejemplar cultivado.
Zona y arte de pesca. La etiqueta recogerá la zona en la que ha sido capturado el producto o el lugar en el que fue cultivado si procede de la acuicultura. Además, en el caso de que se trate de producto procedente de la actividad extractiva es obligatorio especificar el arte de pesca con el que ha sido capturado. Además, a la hora de especificar la zona habrá que hacerlo en términos comprensibles para el consumidor. Se pondrá por escrito el área FAO, pero si no se trata del Atlántico nororiental -la famosa FAO 27, que incluye desde las aguas ibéricas y el Cantábrico hasta Islandia y más al norte-, el Mediterráneo o el mar Negro, es preciso detallarla más o, incluso, indicarla con un mapa o un pictograma que ilustre al respecto
Fresco o descongelado. El consumidor deberá saber si el pescado que tiene en el expositor ha estado previamente congelado. Si el ejemplar es fresco, no habrá que especificarlo, pero si es descongelado sí que deberá figurar en la etiqueta con carácter obligatorio. Este requisito no se aplicará a los ingredientes que contenga el producto acabado; esto es, la paella precocinada no tendrá que especificar que las chirlas que lleva estaban congeladas antes de introducirlas en el plato. Ni tampoco a los alimentos para los que la congelación es una fase del proceso de producción técnicamente necesaria. Están también exentos de especificarlo los productos de la pesca y la acuicultura que hayan sido descongelados antes de recibir otro tratamiento, como el ahumado, salazón, cocción, conservación en salmuera, secado o una combinación de ellos. Es decir, que si los mejillones de una lata han estado por debajo de los 18 grados centígrados antes de cocerlos e introducirlos en el envase, no habrá que detallarlo en la etiqueta.
Caducidad. Ni de captura, ni de desembarque. El reglamento de la Organización Común de Mercados (OCM) de los productos de la pesca y la acuicultura, tras el proceso de codecisión, se decanta por hacer que figure la fecha de caducidad mínima del producto.