La antigua residencia militar podría albergar a los artistas que se integren en el Cidea

 

El complejo militar se transformará en un referente cultural

El complejo militar se transformará en un referente cultural

El gran centro del diseño y la cultura de la ciudad, el Cidea, comienza a definirse. El concurso de ideas puesto en marcha por el Ayuntamiento busca concretar el estilo que tendrá el inmueble, que bebe de referentes internacionales como el museo Guggenheim o el Santralistambul, el centro de arte contemporáneo de la capital turca.

A punto de finalizar el mandato, empieza a perfilarse esta promesa electoral de Negreira, enmarcada dentro de su proyecto Coruña Futura. Hasta el próximo 30 de enero está abierta la recepción de propuestas para delinear la transformación del antiguo complejo militar en un centro de referencia artístico.

Esta transformación podría incluir la incorporación de la antigua residencia militar anexa al complejo. De hecho, El Ayuntamiento prevé la posible adquisición de este inmueble que, una vez restaurado, estaría destinado a ser residencia de artistas, diseñadores o creadores de cualquier otra índole que pudieran ejercer su trabajo en el Cidea cuyo destino final sería la propia ciudad herculina.

Proyecto

El pliego de condiciones se ciñe a la delimitación de nueve espacios: sala de proyectos, sala de maquetas y prototipos, taller de contenidos digitales, taller de textil y papel, taller de paisajismo y arte urbano, taller de arquitectura e ingeniería, una sala polivalente, un espacio polivalente escenográfico y arquitectura efímera, y por último, el faro Cidea.
Este último será un lugar que albergará salas de ensayo y estudios para alquiler, estudios de la radio y televisión y un lugar para la restauración y experiencias culinarias, entre otros espacios.
Cidea aspira a ser la meca cultural coruñesa. Según las previsiones del Ayuntamiento, a finales del próximo 2015 debería ser una realidad. Antes, y gracias al concurso de ideas, habrá que definir el diseño del mismo, un proyecto en el que el gobierno local consigna 12.000 euros. Todo, después de que el Ministerio de Defensa cediera los terrenos para aprovechar un inmueble que actualmente está en ruinas.