El túnel de La Marina se estrena con fluidez de tráfico y sin incidencias

Destacado

Con normalidad absoluta. Así se abría ayer el esperado túnel de La Marina tras un año de atascos, retenciones y tráfico difícil en la zona centro de la ciudad. Pasadas las seis de la tarde entraba el primer coche en el vial subterráneo. Se trataba de un vehículo de la Policía Local, que accedía a la nueva infraestructura por el Campo da Leña, y salía de ella frente al hotel NH Atlántico.

Desde la Sala de Pantallas del 092, donde se centraliza toda la gestión de los nuevos viales, destacaron que el tráfico había sido “muy fluído” desde la apertura de los túneles y que no se había producido ninguna incidencia en el día del estreno.

En esta primera jornada, fueron muchos los conductores coruñeses que decidieron tomar la nueva vía para conectar con Monte Alto y la zona portuaria. Muchos por curiosidad, pero la gran mayoría, motivados por las ganas de recuperar este acceso directo (ahora subterráneo) que hasta hace un año permitía enzlar el tráfico desde Alférez Provisional con la zona alta de la ciudad.

Con la apertura de ayer se pone punto y final a doce meses de caos circulatorio, esperas, retenciones, “rencillas” con los camiones de obra y colapso de muchas de las vías alternativas de circulación como San Andrés o el propio Paseo Marítimo.

Día del estreno

Los conductores se animaron a estrenar la nueva infraestructura que se abrió al tráfico rodado en la ciudad

Los conductores se animaron a estrenar la nueva infraestructura que se abrió al tráfico rodado en la ciudad

Pero además de conductores, la inauguración de los túneles de la Marina y María Pita generó una gran expectación entre los viandantes. Entre las 15.00 y las 18.00 horas fueron muchos los vecinos que se acercaron hasta la zona para presencian en directo la puesta en servicio de estos nuevos viales.

Mucha curiosidad fue también la que generaron los dispositivos de radar situados en las entradas y salidas del túnel. Sin embargo, y solo por el momento, no funcionarán, por lo que la limitación de la velocidad estará marcada por la responsabilidad de cada conductor. La velocidad máxima permitida será de 50 kilómetros por hora aunque habrá algunos tramos, ente ellos algunas curvas, donde se limitará a 30 o a 40 kilómetros por hora

El Ayuntamiento prevé que esta nueva infraestructura soterre unos 30.000 vehículos diarios, que hasta ahora circulaban en superficie. Sin embargo, hasta que toda la obra de urbanización de La Marina esté finalizada, seguirá abierto el paso de vehículos por la avenida de Montoto, junto a las galerías.

En las próximas semanas se estrenará la conexión del paso subterráneo con el otro túnel, el de O Parrote, que conectará con el de La Marina bajo Puerta Real y enlazará con la zona de As Ánimas.

El Ayuntamiento pone en marcha un nuevo plan de tráfico para la apertura del vial subterráneo de la Marina

tunelmarinaLa apertura del túnel permite que el espacio en superficie de la Marina quede para uso y disfrute de los peatones y redistribuir el tráfico que ahora circula por San Andrés y el paseo marítimo

La concejala de Movilidad, Begoña Freire, y el teniente de alcalde de Infraestructuras, Martín Fernández Prado, han informado esta mañana de la reordenación del tráfico en la Marina con motivo de la apertura del vial subterráneo y su conexión con el túnel de María Pita, que está prevista para mañana, martes 12 de mayo, por la tarde, entre las 17.00 y las 18.00 horas.

El inicio de la circulación por el vial subterráneo de la Marina y su conexión con el túnel de María Pita está programada para mañana martes entre las 17.00 y las 18.00 horas. En total, entrarán en servicio 860 metros de esta importante infraestructura de túnel urbano que permitirá una mejor conectividad con la parte alta de la ciudad: casco histórico, Adormideras y Monte Alto. El control y gestión del túnel se realizará desde la Sala de Pantallas de Tráfico, permitiendo el sistema la monitorización de todos los equipamientos y permitiendo actuar sobre los mismos en tiempo real.

La apertura de este túnel supondrá una mejora de la fluidez del tráfico en toda la ciudad, al poner a disposición de los conductores una arteria estratégica de comunicación y poder de nuevo redistribuir el tráfico que en la actualidad circula por San Andrés y el paseo marítimo. De esta manera, los conductores tendrán otra alternativa para escoger la mejor opción en sus desplazamientos.

“La mejora es evidente, una infraestructura esencial que se pone a disposición de los ciudadanos y que nos permitirá soterrar definitivamente las molestias y ruido del tráfico en el corazón de la Marina. Con este nuevo vial, el espacio en superficie se dedica al uso y disfrute de los peatones”, señaló Begoña Freire. En concreto, esta semana se prevé la apertura de 20.000 metros cuadrados en superficie en la zona de la Marina.

PLAN DE TRÁFICO

La puesta en funcionamiento del nuevo vial ha motivado la realización de un plan de tráfico que ha permitido planificar y coordinar los trabajos de la Autoridad Portuaria y de los distintos departamentos municipales, lo que conlleva una nueva reordenación de tráfico en la zona. La concejala de Movilidad detalló las principales características de este nuevo plan de tráfico en la zona de la Marina:

– Se abre al tráfico el acceso a la avenida de Alférez Provisional desde la plaza de Ourense, poniendo en marcha una nueva programación de la red semafórica en el nudo de dicha plaza para permitir los movimientos tanto de acceso como de salida de Alférez Provisional.

– Se abre al tráfico el acceso y salida del túnel de María Pita por Campo da Leña, poniendo en marcha igualmente una nueva programación en los ciclos semafóricos.

– Se permitirá el acceso al edificio de Correos, el párking de Palexco y el Club Náutico por Ambrosio Feijóo.

– El acceso a la Diputación y el hotel NH Atlántico queda garantizado a través de Ambrosio Feijóo con el vial de servicio.

– También se podrá acceder al párking de Palexco y del centro comercial por Alférez Provisional desde la plaza de Ourense.

– Se mantiene el tráfico alrededor de Correos, por Ambrosio Feijóo y Manuel Casás, reponiendo el sentido único de salida por Manuel Casás.

– No se permite el giro a la izquierda en Entrejardines (desde Entrejardines solo se permitirá el acceso a la derecha). De esta manera, se vuelve a la situación de tráfico anterior al corte de circulación en el túnel de María Pita.

El Ayuntamiento, a través de este dispositivo de tráfico, también ha desarrollado otras actuaciones complementarias para la puesta en marcha del vial subterráneo:

– Eliminación del estacionamiento provisional dispuesto en la avenida de Alférez Provisional, al recuperar el uso de los carriles de circulación.

– Reprogramación semafórica del eje formado por Linares Rivas, Cantones y la Marina.

– Instalación de pórticos de señalización de gálibo y de advertencia de limitación de gálibo en la plaza de Ourense y Alférez Provisional. El gálibo máximo será de 3,20 metros porque es la altura máxima del túnel de María Pita -el ramal de O Parrote, cuando se abra, no tiene restricción de gálibo-.

– Semaforización del paso de peatones previsto a la altura del Kiosco Alfonso, lo que facilita el itinerario peatonal.

– Adaptación de la señalización vial horizontal y vertical.

La concejala de Tráfico y Movilidad también realizó una serie de recomendaciones para favorecer la circulación:

– De momento, no se restringe la circulación por la avenida de la Marina y la avenida de Montoto, pero se recomienda que se evite siempre que sea posible, ya que se trata de una zona en obras donde la circulación es más lenta y, además, será necesario realizar nuevos desvíos y fases de obra.

– Facilitar la circulación del transporte público.

– Programar los desplazamientos con tiempo suficiente ya que durante los primeros días de cambios de tráfico es necesario que los conductores se adapten a la nueva situación.

Cuatro Caminos podrá estrenar su kiosco cívico en el verano de 2016

Remanso /Si no hay demoras en los plazos de ejecución, el barrio de Cuatro Caminos podrá estrenar el kiosco cívico durante el verano de 2016. Esa es la previsión que baraja el Ayuntamiento y que ayer puso de relieve el concejal de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Martín Fernández Prado.

Esta nueva infraestructura social, que se construirá en la antigua cafetería Remanso, viene a dar respuesta a una de las necesidades que más tiempo lleva arrastrando el barrio de Cuatro Caminos. Ayer mismo comenzaron a instalar las vallas de obra que delimitan el perímetro y la próxima semana llegarán los operarios, que iniciarán los trabajos de reforma completa del inmueble.

El edil de Infraestructuras puntualizó que se trata de una obra “larga” porque el proyecto que se ha diseñado para este kiosco cívico “obliga a renovarlo entero”. Por ello, se espera que los trabajos duren más de un año y no sea hasta el verano de 2016  cuando los ciudadanos puedan hacer uso de estas nuevas instalaciones.

El gobierno local ha presupuestado la obra en un millón de euros, a lo que hay que sumarle el equipamiento necesario para este centro, por lo que la cuantía total, según las estimaciones, sería de 1,2 millones de euros.

El proyecto de obra propuesto para levantar esta nueva infraestructura municipal avanza un incremento “considerable” de la superficie, ya que pasará a ocupar un total de 564 metros cuadrados (23 más que ahora).

comienzaEl nuevo diseño apuesta por una búsqueda de transparencia. Cuenta con una estructura prefabricada radial, en la que se colocarán superficies acristaladas que busquen, dice el proyecto “esa transparencia y un intercambio entre la ciudad y el edificio”. Todo el edificio se diseña con elementos prefabricados, que agilizan los plazos de construcción y capacidad para ser desmontable.

El proyecto busca sustituir por  completo y cambiar el uso de la edificación actual para transformarlo en un pabellón de usos del parque asociados a kiosco de música y consumo de bebidas.

Trabajo pendiente

El edil de Infraestructuras recordó que esta es una “demanda histórica” de los vecinos de Cuatro Caminos y aplaudió la gestión del gobierno popular a la hora de ser capaz de dotar a la zona de esta infraestructura. Martín Fernández Prado acusó al ejecutivo local del bipartito de no haber “hecho los deberes” en materia de infraestructuras en la ciudad y recordó que ahora el PP ha tenido que hacerse cargo de cuestiones que no llevaba en su programa electoral y de “lo que otros no hicieron en muchos años”.

Prado puso otros ejemplos en esta materia como la eliminación de los tapones urbanísticos en el barrio de O Castrillón, algo que, dijo, los vecinos también llevaban décadas esperando; así como el derribo de las chabolas de Labañou.

El Oceanográfico obtiene la licencia para comenzar sus obras de reforma integral

oceanograLa reforma del Centro Oceanográfico de A Coruña, prevista para 2014, comenzará este año. La Junta de Gobierno Local dio el pasado viernes el visto bueno al proyecto de remodelación de las instalaciones, cuyo presupuesto de ejecución material es de 1,6 millones. El plazo de realización de los trabajos, con los que se pretende acondicionar el espacio ubicado en el muelle de As Ánimas y mejorar las condiciones de trabajo, es de 18 meses. Las instalaciones, dependientes del Instituto Español de Oceanografía, albergan laboratorios, almacenes, despachos y estudios donde se investigan las especies pesqueras y el medio marino de las costas gallegas.

El objetivo de las obras, según consta en el informe remitido al área de Infraestructuras, es la reestructuración integral del recinto para dotarlo “de una mayor funcionalidad” y mejorar “sus condiciones de accesibilidad”, así como adecuarlo a los parámetros del Código Técnico de Edificación. El proyecto, por tanto, incluye la regularización de las alturas en el interior del edificio y la urbanización exterior.

El inmueble, que alberga un sótano y dos plantas, fue diseñado por Vicente Roig Forné en 1974, y cuenta protección arquitectónica, por lo que no puede ser ampliado. La ejecución del proyecto del arquitecto Carlos Graña García comenzará dentro de los seis próximos meses y tendrá una duración aproximada de año y medio. El plan incluye la reordenación de los espacios, que pasarán de estar repartidos en ocho niveles, a cuatro. El Ayuntamiento y el Gobierno central se plantearon, hace años, la construcción de un nuevo edificio para el Centro Oceanográfico. El Estado llegó a reservar 10 millones de euros para su ejecución. La cantidad, con los años, bajó hasta los 780.000 euros en 2008 y, finalmente, desapareció de los presupuestos en 2009. En 2011 el Ejecutivo central desvió la inversión prevista para A Coruña a un nuevo centro de similares características situado en Tenerife.